¡La suciedad sale!
¡La suciedad sale!

¡La suciedad sale!


08 de July, 2016

Como es sabido, la suciedad se esconde sobre todo en esquinas y espacios de difícil acceso. De vez en cuando hay que dedicarle tiempo y mirar bien cuando se limpia. Con Kärcher ¡haz que vuelvan a estar limpios!

CONSEJO DE EXPERTO

«Los radiadores suelen pasarse por alto durante la limpieza, y se pueden limpiar de forma rápida con un cepillo delgado para radiadores. Quien no disponga de algo así en casa, puede eliminar el polvo de los espacios intermedios mediante un palo de escoba o una espátula de silicona con un paño de microfibras enrollado alrededor. En el caso de los radiadores de aletas también puede emplearse una limpiadora de vapor. Para ello hay que colocar un paño por detrás y debajo del radiador y limpiar los espacios intermedios con el chorro de vapor».

CONSEJO 1

El cabezal de ducha también queda a menudo fuera del plan de limpieza. Si se acumula demasiada cal en él, el agua sale de forma descontrolada o gotea por las aberturas. Para limpiar el cabezal de ducha, lo mejor es desenroscarlo y colocarlo en un cubo lleno de agua. A continuación hay que añadir una cucharadita de ácido cítrico y dejar actuar durante unos 20 minutos. Con ello, la mayoría de la cal ya se ha desprendido. Y para eliminar los restos simplemente hay que frotar con una esponja. Otra opción consiste en colocar el cabezal de ducha en un baño de agua con levadura en polvo.


CONSEJO 2

Mover la escalera y arrastrar los cubos: la limpieza de ventanas altas, por ejemplo, en invernaderos, es una tarea muy agotadora. Una solución práctica es la siguiente: con la prolongación para la limpiadora de cristales Karcher pueden limpiarse incluso superficies de difícil acceso cómodamente desde el suelo. Y aunque los cristales resplandecientes supongan la mayoría de la superficie, las juntas de las ventanas no deben pasarse por alto. Hay que limpiarlas con agua o un detergente para ventanas y un trapo. Lo mejor es humedecer apenas el paño y no presionarlo demasiado durante la aplicación para que no gotee desde arriba. Los espacios intermedios de los marcos de ventanas también pueden limpiarse con una limpiadora a vapor Karcher.

CONSEJO 3

Cocinar suele llevar consigo residuos grasientos. Normalmente las superficies de trabajo de la cocina limpian justo después de su uso. ¿Pero qué hay de las superficies de encima de los armarios? Puesto que no están a la vista, se olvidan fácilmente. Para eliminar las manchas de grasa resistentes, resulta útil un disolvente para grasa, un limpiacristales o un limpiador multiuso concentrado. Lo mejor es utilizar guantes durante el proceso, ya que los limpiadores también pueden desengrasar la piel de las manos. Quien desde el principio quiera evitar la ardua tarea de frotar, simplemente puede cubrir los armarios superiores de la cocina con papel de periódico o plástico. De este modo, las superficies solo tienen que limpiarse un poco al cambiar la protección.

CONSEJO 4

Todas las cocinas tienen campana extractora para que los olores de la comida no se expandan con rapidez y de manera penetrante. Pero la campana no solo atrapa los olores, sino que también funciona como un imán para la grasa. Por tanto, cuando se usa con regularidad, no solo hay que limpiarla por fuera, sino también por dentro cada dos o tres semanas. Para ello, hay que extraer el filtro de metal y colocarlo en posición vertical en el compartimento inferior del lavavajillas o, en caso de estar muy sucio, en posición en el compartimento superior del lavavajillas. Para eliminar totalmente la grasa, se debe seleccionar un programa de lavado en caliente a 60 °C o más. Después hay que lavar el interior de la campana extractora con un limpiador alcalino y secarlo con un trapo de algodón. ¡Listo!


Cuida de la limpieza de tu hogar y la salud de tu familia, desinfectando con cualquiera de nuestras Limpiadoras a Vapor eliminando el 99.99% de las bacterias comunes, sin químicos.
Conócelas aquí: https://www.karcherstore.cl/limpiadoras-a-vapor