Asado con los amigos, útiles consejos de limpieza para la fiesta al aire libre.

Asado con los amigos, útiles consejos de limpieza para la fiesta al aire libre.


16 de February, 2016


Cuando el sol tarda en ponerse y el aire todavía es cálido y agradable, es tiempo de hacer una entretenido asado con familiares y amigos. ¿Y dónde se puede disfrutar mejor de los últimos rayos de sol de una templada tarde de verano que en su terraza? Una buena preparación y un buen repaso son los mejores requisitos para que la fiesta sea un éxito.

CONSEJO 1

La terraza es ideal como punto de encuentro para un asado. Para que la terraza resulte atractiva, se recomienda hacer una limpieza previamente. La tarea más importante es eliminar la suciedad entre las losas y en su superficie. Quien tenga a mano una limpiadora de alta presión con una limpiadora de superficies como la T-Racer de Kärcher puede sentirse afortunado, ya que con este equipo no es necesario frotar y deja la terraza limpia de forma rápida y sin salpicaduras. A continuación, va el mobiliario. Si los muebles de jardín no se han utilizado en mucho tiempo o incluso si se acaban de sacar del cobertizo, lo mejor es utilizar una escoba tradicional o, en caso de haber suciedad incrustada, una limpiadora de alta presión.


CONSEJO 2

Cuando se cocinan salchichas u otros alimentos en la parrilla, más de una salpicadura de grasa acaba yendo a parar sobre la ropa nueva de verano. Para poder volver a utilizar la prenda en la siguiente barbacoa, hay un truco: simplemente frote con una piel de papa seca o con almidón para uso alimenticio para que absorba la grasa. Cuando las salpicaduras ya están secas, vierta un poco de detergente sobre la mancha antes de lavar la prenda. Gracias al pretratamiento del tejido, la grasa se libera más fácilmente en la lavadora.


CONSEJO 3

Tras el asado llega una tarea nada agradable: la limpieza de la parrilla. Para que queden los menores residuos posibles en la parrilla, se recomienda frotarla primero con aceite. A continuación, los restos quemados de marinadas y grasa pueden frotarse con papel de aluminio arrugado. Quien quiera evitarse esto puede conseguir buenos resultados con una limpiadora de vapor. Un cepillo redondo con cerdas de latón en la boquilla y la fuerza del vapor de agua caliente pueden desprender fácilmente incluso la suciedad más resistente.


CONSEJO 4

No solo debe limpiarse la parrilla, sino también los restos del asado. La ceniza debe dejarse enfriar en todo caso antes de proceder a su eliminación. Después se puede recoger fácilmente, por ejemplo, con un aspirador en seco y de ceniza. El resto de la suciedad de grasa y hollín puede tratarse con un poco de levadura en polvo, tras lo cual es más fácil eliminarla con cepillos para barbacoa o lana de acero. De este modo, todo vuelve a lucir con un brillo nuevo y ya puede celebrarse la siguiente fiesta.